martes, 23 de septiembre de 2014

POT1: UN GEN RELACIONADO CON LOS TELÓMEROS QUE PREDISPONE AL MELANOMA

Los telómeros son unas estructuras nucleoproteícas situadas en los extremos de nuestros cromosomas, que contribuyen a conservar la estabilidad de los mismos durante la división de nuestras células, y ayudan así a conservar la integridad de nuestro material genético.

En cada ciclo de división celular los telómeros se acortan algo en la mayoría de nuestras células. Las células con telómeros más cortos acaban perdiendo la capacidad de dividirse. A su vez, estas células con telómeros cortos son más proclives a presentar inestabilidad cromosómica cuando se dividen, y esto puede facilitar la aparición de células cancerosas en nuestro organismo.
La pérdida de la capacidad de dividirse en las células con telómeros muy cortos tiene por ello un efecto beneficioso para nuestra salud: nos protege del cáncer. Y un efecto perjudicial: se asocia a nuestro envejecimiento progresivo. Unos telómeros de longitud adecuada a nuestra edad sugieren un equilibrio razonable entre estos dos procesos. 

Ya existe la posibilidad de medir la longitud de nuestros telómeros, por ejemplo con la prueba desarrollada por la compañía Life Length, disponible actualmente en la Clínica Ruber. Esta prueba puede ayudar a valorar si la edad biológica de cada individuo está en consonancia con su edad cronológica. Interpretada en el contexto del estilo de vida y los antecedentes y la salud general de cada persona, esta información puede facilitar la detección de algunos riesgos de enfermar y sugerir algunas medidas para minimizar estos riesgos.


La relación entre telómeros y cáncer es, en cualquier caso, muy compleja. La presencia de unos telómeros anormalmente largos podría favorecer algunas formas de cáncer, al facilitar una mayor capacidad de división celular. Y la presencia de unos telómeros anormalmente cortos puede favorecer la aparición de algunos tumores generando inestabilidad genética si las células no paran de dividirse en ese momento. En algunas células de nuestro organismo implicadas en la reproducción y en la reparación de los tejidos interesa mantener unos telómeros largos. De eso se encarga un complejo enzimático denominado telomerasa. Pero la activación anómala de la telomerasa favorece el cáncer al alargar los telómeros de las células cancerosas y favorecer su proliferación incontrolada.

¿Tienen los telómeros algo que ver con el tamaño de nuestros lunares y nuestra tendencia a padecer melanoma? Parece ser que sí. Ya se sabía desde hace algunos años que las personas con telómeros más largos suelen mostrar lunares de mayor tamaño. Posiblemente esto refleje una mayor capacidad replicativa en sus melanocitos. Dos trabajos muy recientes, publicados en la prestigiosa revista Nature Genetics por Shi y cols. y por Robles-Espinoza y cols, ambos con participación de dermatólogos y biólogos españoles, muestran mutaciones en el gen POT1 asociadas a predisposición familiar para melanoma. Este gen interviene en la regulación del tamaño y estabilidad de los telómeros. Los pacientes con este gen mutado muestran telómeros largos e inestables, una combinación problemática en relación con el cáncer, a la que parecen ser especialmente vulnerables sus melanocitos.

POT1 se añade a otros genes ya conocidos como CDKN2A, CDK4, BAP-1, BRCA2 y el promotor de TERT, que se asocian a predisposición familiar a melanoma. Estamos de enhorabuena por disponer de estos nuevos conocimientos sobre los factores genéticos que predisponen al melanoma, aunque su aplicación clínica llevará algo de tiempo y requiere estudios adicionales.


4 comentarios:

  1. Anónimo12/4/15

    Hola es muy interesante el tema de los telomeros pero he leído varias publicaciones donde se han hecho investigaciones y todas coinciden en que a mas longitud menos envejecimiento y menos porbabilidades de enfermedades y de morir, de acuerdo a estudios que se han hecho , en todas las publicaciones que he leído habla de que el problema es tener telomeros cortos y que a mayor longitud mejores perspectivas de vida, obiamente calcluo que acá se habla de una longitud excesiva.... por otro lado dr le pegrunto cuando se habla en esta publicación de lunares de mayor tamaño a que temañao se refiere, por ejemplo yo tengo mucha cantidad de lunares la gran mayoría pequeños pero tengo algunos pocos de mayor tamaño que el resto pero ninguno de un tamaño que llame la atencion por decir el mas grande que tengo debe tener 2 cm de circunsferencia como mucho, a que se refiere en esta publicacion cuando dice lunares de mayor tamaño?....a que tamaño se está refiriendo ?...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/4/15

    hola doctor respecto a este artículo quería consultarle lo siguiente se dice que las personas con mas de 100 nevus tienen los telomeros mas largos y que eso se asocia a un apariencia mas joven y a mas años de vida ya que el envejecimiento celular esta mas retrasado, obviamente ya sabemos que la persona que tiene muchos nevus tiene mas riesgos de melanoma que una que no tiene, pero en casi todos los articulos que he ledio a cerca de los telomeros incluso en los laboratorios que miden la longitud hablan del problema de los telomeros demasiados cortos como problematico en referencia al envejecimiento celular y las probabilidades de enfermedades y todos los articulos hablan de lo bueno de tener telomeros mas largos es mas se estan haciendo estudios con farmacos para tratar de alargar los telomeros, por lo tanto mi pregunta sería todas las personas que tienen mas de 100 lunares ya que tendrian telomeros mas largos tienen esta mutacion en el gen pot1?....o se puede tener telomeros mas largos y no tener mutacion???.....es necesario hacerse un analisis genetico en las personas que tienen muchos lunares a ver si se tiene esa mutacion?.....acá habla de que esta relacionada mas con los lunares de gran tamaño que con el número a que tamaño se refiere?..... tambien relaciona los que tienen esa mutacion con el melanoma familiar?......si puede aclararnos algo mas porque yo siempre habia leido que las personas con mas de 100 lunares tenian telomeros mas largos y que era una ventaja...es distinto este caso que nombra acá que habla de tamaño mas que de numero????.....

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/4/15

    ...por lo que pude leer recientemente acerca de esta mutación se dá en casos de melanomas familiar donde las edades de los enfermos es mas joven etc;por lo que interpreto que no siempre un telomero mas largo y muchos nevus tiene que ver con esta mutacion , se puede tener telomeros mas largos por otra via diferente y tener muchos lunares y que la prediscopcion al melanoma sea solo por tener muchos lunares no por lo largo o corto del telomero ni por tener una mutacion, no se si mi interpretacion es correcta de todas maneras creo que debe ser muy complejo todo y poco se debe saber .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted plantea cuestiones interesantes para las que no tenemos una respuesta clara aún. Tanto unos telómeros excesivamente cortos como excesivamente largos para nuestra edad podrían ser problemáticos para nuestra salud, y podrían favorecer la aparición de distintos tipos de cáncer. Pero el cáncer es una enfermedad muy compleja y multifactorial, muchas otras cosas pueden favorecerlo o protegernos del mismo y muchas aún son poco conocidas. Lo mismo pasa con el número y tamaño de nuestros lunares y el riesgo de melanoma. A día de hoy una persona con muchos lunares y/o lunares atípicos (el tamaño superior a 6 mm es una característica de lunares atípicos) debería preocuparse de protegerse bien del sol y evitar las quemaduras solares, así como de procurar que un dermatólogo vigile con regularidad sus lunares, lo ideal con dermatoscopia digital. No tiene mucho sentido que una persona así se preocupe, a día de hoy, por saber si tiene o no mutaciones en el gen POT1. Si hay varios casos de melanoma en la familia y tiene acceso a un Servicio de Genética Médica, ellos lo valorarán y le indicarán si hay indicación de hacer un estudio genético, incluyendo el gen POT1. Pero algunos de estos estudios tienen aún un carácter tan sólo experimental, y se precisan estudios adicionales para conocer cuál será su valor clínico final.

      Eliminar