jueves, 9 de octubre de 2014

DERMATOSCOPIA DIGITAL: EL RETO DE HACER LLEGAR LA TÉCNICA A QUIENES MÁS LA NECESITAN

La prevención y el diagnóstico precoz del melanoma tienen por delante dos retos claros: reducir la incidencia de melanoma y reducir su mortalidad. Los datos epidemiológicos indican que de momento no se está logrando. Las estrategias para facilitar el diagnóstico precoz del melanoma incluyen varias opciones, entre las que destacaría:


- Autovigilancia, aplicando a los lunares la regla ABCDE.

- Vigilancia con ayuda de familiares o cuidadores.

- Diagnóstico oportunista por médicos no dermatólogos.

- Vigilancia regular por dermatólogos.

- Mapeo de lunares con dermatoscopia digital.

Las 3 primeras opciones son válidas para toda la población, y pueden facilitar el diagnóstico precoz del melanoma en personas con pocos lunares. La autovigilancia es factible en adultos jóvenes y de edad media. En personas de edad avanzada (grupo de especial riesgo para melanomas avanzados) suele ser necesaria la ayuda de sus familiares y/o cuidadores. El diagnóstico precoz se vuelve más difícil entre quienes tienen muchos lunares y/o éstos son atípicos. La vigilancia en estos pacientes gana en calidad y precisión si se realiza con mapeos corporales completos de sus lunares con equipos de dermatoscopia digital. Existe consenso entre expertos en este punto.


Sin embargo, la dermatoscopia digital es aún una técnica poco conocida entre los pacientes, y poco empleada. Veo tres barreras principales para ello:

1. La necesidad de dermatólogos adecuadamente formados y entrenados en la interpretación de las imágenes de dermatoscopia digital, algo esencial si se trata de vigilar a pacientes con muchos lunares atípicos.

2. El elevado consumo de tiempo de los mapeos corporales completos, mucho más precisos y con mucho mayor poder preventivo que los mapeos parciales o el simple archivo de la imagen aislada de algún lunar muy atípico. A pesar del esfuerzo y buena voluntad de los médicos implicados, esta es una enorme barrera en los centros sanitarios públicos donde a menudo el tiempo de consulta por paciente es muy limitado, o en algunas consultas privadas masificadas.

3. El coste de la prueba, condicionado por la cualificación del profesional que la realiza, por el coste del equipo (los nuevos equipos con imagen de alta definición han dejado obsoletos a los equipos más antiguos) y, sobre todo, por el tiempo dedicado a cada paciente (en nuestra experiencia, un mapeo exhaustivo fácilmente consume 45 minutos, y el tiempo total de consulta se sitúa en torno a una hora). El coste puede limitar el acceso a la prueba de algunos pacientes en centros privados (y un coste reducido a cambio de reducir también el tiempo dedicado a cada paciente y la calidad y precisión del mapeo no es la mejor solución).

Ante estas barreras, las estrategias para extender el conocimiento y uso racional de la dermatoscopia digital no son fáciles de implementar, más aún en un momento de dificultades económicas y recursos sanitarios limitados. Además, aún hay pocos seguros médicos privados que incluyan en su cartera de servicios el mapeo completo con dermatoscopia digital, y asuman un coste proporcional al tiempo que le vamos a dedicar a cada paciente si nuestro objetivo es trabajar con mapeos muy exhaustivos y precisos.

Por ello, es una satisfacción para nosotros que la nueva Mutua Sanitaria (MUSA) vinculada a los anteriores Servicios Médicos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (para los que yo ya colaboré en mi anterior etapa en el Instituto Madrileño de Oncología) haya llegado a un acuerdo con nuestro centro para realizar el seguimiento con dermatoscopia digital en pacientes con muchos lunares y/o factores de riesgo para melanoma.

Es una obviedad decirlo, pero como recordaba en mi post anterior, solo invirtiendo recursos en la prevención del melanoma podremos reducir su incidencia y mortalidad, algo prioritario si tenemos en cuenta que ambos parámetros siguen aumentando, y también si consideramos los elevadísimos costes y la limitada eficacia clínica actual del tratamiento del melanoma con metástasis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario