MELANOMA: PREVENIR SIGUE SIENDO MUCHO MEJOR QUE CURAR

Me ha llamado la atención que en un reciente comentario editorial, la prestigiosa revista médica The Lancet insista en la importancia de prevenir el cáncer de piel en general y el melanoma en particular. La insistencia en un mensaje aparentemente tan obvio (prevenir es mejor que curar) desde un foro tan relevante indica que ni en la prevención ni en el tratamiento del melanoma estamos alcanzando los resultados deseables y esperados. Hay aún mucho camino por andar.

Uno de los puntos que destaca este editorial es que a pesar de los avances más recientes en el tratamiento del melanoma diseminado, este tumor sigue siendo letal para la mayoría de los pacientes en los que aparecen metástasis.
Desafortunadamente, los nuevos tratamientos tan sólo logran aumentar la supervivencia media en algunos meses, con la esperanza cierta de que en algunos de estos pacientes pueden lograrse remisiones completas muy duraderas, pero estos pacientes siguen siendo minoría. Y con un dato que "trae de cabeza" a los gestores sanitarios. El beneficio clínico es modesto, pero el coste de los nuevos tratamientos multiplica por 10 o más al de los tratamientos previos, y el tema se dispara si asumimos que en su lucha por sobrevivir muchos pacientes acabarán recibiendo varios de estos tratamientos de forma simultánea o sucesiva.

En este editorial publicado en The Lancet se menciona el reciente informe sobre Prevención del Cáncer de Piel elaborado por el Servicio de Salud Pública de EEUU (que equivaldría a nuestro Ministerio de Sanidad). Este informe es una excelente y exhaustiva revisión sobre la epidemiología y la prevención del cáncer de piel. Pienso que es de lectura obligada para todos los profesionales (no sólo sanitarios) implicados en este área de trabajo, y contiene información rigurosa y contrastada, que puede ser también de utilidad para cualquier persona interesada en el tema, especialmente si pertenece a algún grupo de riesgo de padecer cáncer de piel.

Algunas de las cifras que da resultan ciertamente preocupantes. En EEUU se diagnostican cada año alrededor de 70.000 nuevos casos de melanoma y fallecerán por ello unos 9.000 pacientes anuales (aproximadamente, uno cada hora). En muchos otros cánceres la mortalidad ha empezado a disminuir. En melanoma la tendencia sigue siendo creciente, a pesar de que en teoría la prevención y el diagnóstico precoz del melanoma parecerían más fáciles que para otros muchos tumores. Pero de momento, sólo en teoría. Y un dato especialmente inquietante: el melanoma ya es el tercer tumor maligno más frecuente entre adolescentes y adultos jóvenes (15 a 39 años) en EEUU.

Si los costes en vidas humanas son muy elevados, no lo son menos los costes económicos derivados de la atención de pacientes con melanoma. Su tratamiento supone en EEUU alrededor de 3.300 millones de dólares al año (cuidado al traducir el informe, el término inglés "billion" no se traduce al castellano por "billón", sino por 1.000 millones). El cáncer de piel distinto al melanoma es mucho menos grave y el coste en vidas humanas es menor. Sin embargo es mucho más frecuente que el melanoma, por lo que los costes económicos derivados de su tratamiento superan a los del melanoma.

Pocas veces he tenido en mis manos un informe tan completo sobre la prevención del cáncer de piel como éste. La magnitud creciente del problema, tanto en EEUU como en nuestro medio y en los países de nuestro entorno, justifican este tipo de esfuerzos. Pero lo más difícil viene ahora: ¡hay que llevarlo a la práctica!


Comentarios

Entradas populares de este blog

MELANOMA Y EMBARAZO: TEMA EN ESTUDIO CON NOTICIAS TRANQUILIZADORAS

LUNARES Y EMBARAZO: QUÉ VIGILAR Y CÓMO HACERLO