viernes, 17 de julio de 2015

PROTECTORES SOLARES: MIS CINCO CONSEJOS BÁSICOS

Estamos ya en pleno verano, un verano que está resultando particularmente soleado y caluroso en casi toda la península ibérica. Mucha gente ya habrá disfrutado de la estancia en la playa y en piscinas, al menos durante los fines de semana, y muchos estarán a punto de tomar sus vacaciones y de disfrutar de unos merecidos días de descanso...al sol. Hay muchas actividades realizadas al aire libre en verano que son muy beneficiosas para nuestra salud, desde el simple paseo a media mañana por la orilla de una playa hasta muchos deportes y otras actividades recreativas. 

La exposición al sol, de forma controlada y moderada, no es necesariamente mala para nuestra piel y puede ser muy buena para nuestra salud. No soy partidario de los mensajes alarmistas en relación con la exposición al sol, aunque es verdad que en algunos pacientes con ciertos problemas de piel o un riesgo muy elevado de cáncer de piel hay que ser más estrictos en este punto. Las "cremas solares" o fotoprotectores tópicos (muchos no son realmente cremas, sino leches, espráis, geles, emulsiones, aceites, etc.) son de indudable ayuda para disfrutar de algunas horas de actividades al sol minimizando los riesgos de quemadura solar. Para la mayoría de la población, con un perfil de riesgo bajo para padecer cáncer de piel, mis cinco consejos básicos de cara a procurar una exposición solar saludable aprovechando la utilidad de los fotoprotectores tópicos serían los siguientes: 

1. Aplicar el protector solar de forma "generosa" y homogénea. Una cantidad muy pequeña del fotoprotector aleja el índice de protección real del que marca el envase, ya que el índice real de protección está muy vinculado a la cantidad de producto que aplicamos en nuestra piel.

2. Usarlos junto a otras medidas de protección solar obvias en función de las circunstancias (buscar la sombra, ropa, sombrero/gorra, gafas de sol). Cuando la exposición solar directa y relativamente prolongada sea inevitable, el fotoprotector será un excelente aliado de la salud de nuestra piel.

3. Elegir siempre un índice de protección de 20 o superior, ya que el índice real en nuestra piel será casi siempre inferior (ya que la cantidad empleada suele ser inferior a la óptima). 

4. Emplear un índice de protección más alto en pieles más claras y en exposiciones más próximas al mediodía (lo ideal es evitar la exposición solar directa al mediodía, en ese periodo lo ideal es buscar siempre la sombra).

5. Repetir la aplicación cada 1-2 horas, si la exposición solar se prolonga. Parte del protector solar se va eliminando de nuestra piel tras los baños, secado con toalla y por la sudoración. Y además la mayoría de fotoprotectores absorben radiación ultravioleta y eso va modificando su estructura química y reduce su poder protector con el tiempo. Reaplicar el producto varias veces a lo largo del día si la exposición solar es prolongada permite compensar este efecto, así como el hecho ya mencionado de que solemos aplicar menos cantidad de la necesaria para que el producto nos ofrezca el máximo nivel de protección que puede alcanzar.

Una exposición solar moderada y un uso racional de las medidas de protección solar a nuestra disposición son excelentes aliados de nuestra salud y nos ayudarán a evitar las incómodas quemaduras solares en el corto plazo y el envejecimiento prematuro de nuestra piel a largo plazo, reduciendo también el riesgo de cáncer de piel.


4 comentarios:

  1. Anónimo21/8/15

    hola queria hacer una pregunta acerca de los lunares, algunos dermatologos dicen que es raro que sigan saliendo lunares nuevos despues de los 40 o 50 años otros que en personas que tienen varios lunares pueden seguir saliendo a cualquier edad incluso tercera edad que me puede decir al respecto doctor? pueden salir a edad avanzada lunares nuevos? en las personas de la tercera edad que tienen muchos lunares y estan controladas es posible en caso de tener un melanoma detectarlo en forma precoz o por ser personas de edad avanzada no se puede? y porque se da el tipo nodular con mas frecuencia en la edad avanzada? por mayor cantidad de daño solar ya que so son personas de mayor edad? o porque se descubren de forma mas tardia al no estar controlados muchos de los ancianos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden salir lunares nuevos benignos a cualquier edad, pero es cierto que a mayor edad mayor riesgo de que ese lunar nuevo sea un melanoma incipiente. Hay que valorar siempre con mucha cautela los lunares que aparecen en mayores de 50 años. Un melanoma puede diagnosticarse con la misma precisión y precocidad en personas jóvenes o mayores, aunque la piel de las personas mayores puede presentar algunas dificultades específicas porque aparecen también queratosis actínicas y seborreicas, lentigos, angiomas, etc., lo que en algunos casos hace más difícil su vigilancia y la detección precoz y precisa de lesiones nuevas más problemáticas, que se confunden entre otras más abundantes y no problemáticas. El daño solar puede aumentar el riesgo acumulado de padecer melanoma en la vejez, y mi opinión es que la causa de que en personas mayores se diagnostiquen más melanomas avanzados, algunos de tipo nodular, tiene que ver sobre todo con que las personas mayores a día de hoy suelen estar pero informadas y menos vigiladas que las personas más jóvenes. Las dificultades de movilidad, los problemas de visión y a veces cierto grado de deterioro cognitivo pueden conducir a que un anciano no sea capaz de detectar en su piel un lunar nuevo y problemático que una persona más joven y mejor informada habría detectado con más facilidad y precocidad. Por eso tiene bastante lógica ofrecer a personas mayores de 60 años su entrada en programas específicos de seguimiento, sobre todo si tienen algún factor de riesgo de melanoma, y se deben examinar las lesiones de TODA su piel, no sólo donde ellos crean que hay algún lunar problemático. A menudo el melanoma no se encuentra donde el paciente creía que podría tenerlo.

      Eliminar
    2. Anónimo27/8/15

      Ok doctorr o sea que si bien en la persona de tercera edad es mas dificil por las muchas otras lesiones que se dan por la edad complican un poco si la persona anciana se pone bajo un seguimiento adecuado con un buen profesional tendria las mismas chances que una persona no adulta aunque su seguimiento sea un poco mas dificil ?

      Eliminar
    3. En mi opinión es así, si una persona de riesgo de melanoma está bien vigilada lo normal es que si presenta un melanoma éste se diagnostique precozmente, con independencia de la edad. Las recomendaciones de autovigilancia o vigilancia ayudada por familiares, la frecuencia de las revisiones y el tipo de revisión a lo mejor sí hay que adaptarlo un poco en función de la edad, pero por lo demás la edad no debe ser un inconveniente para diagnosticar precozmente un melanoma. Además, muchos de los melanomas propios de la tercera edad son del tipo "lentigo maligno", con una fase particularmente prolongada de crecimiento muy superficial, poco agresivo y de fácil diagnóstico precoz. Lo contrario ocurre con el melanoma nodular, que nos da poco margen para el diagnóstico precoz, pero esto ocurre a cualquier edad. El problema es que si una persona mayor no se vigila y tiene la mala suerte de hacer un melanoma nodular es quizás más fácil que retrase la consulta al no percatarse de la existencia de esa lesión o no ser consciente de su importancia. Esto hay que trabajarlo en la primera consulta, con el paciente y/o sus familiares, para que tengan claro cuando procede adelantar la consulta con el dermatólogo de forma inmediata.

      Eliminar