SIGUEN LLEGANDO EXCELENTES NOTICIAS SOBRE AVANCES EN INMUNOTERAPIA DEL MELANOMA

Lo ideal sería que la inmensa mayoría de los melanomas se diagnosticaran mucho antes que el que ilustra este post. Actualmente alrededor del 15% de los pacientes con melanoma acaban falleciendo como consecuencia de metástasis diseminadas, cuya aparición es más frecuente si el diagnóstico se retrasa y el espesor del melanoma es elevado.

Las mayores esperanzas de curación del melanoma con metástasis están actualmente depositadas en la inmunoterapia con unos anticuerpos destinados a desbloquear nuestras propias defensas anti-melanoma. En mi anterior post mencionaba que el primer fármaco de este tipo (ipilimumab) ofrecía cifras de supervivencia a los 3 años en el entorno del 22% de pacientes tratados, con datos que parecen indicar que las respuestas observadas son duraderas en muchos de estos pacientes. El reto actual está en lograr que aumente la cifra inicial de pacientes que responden a esta prometedora línea de tratamiento.

Dos trabajos recientemente publicados en la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine indican que estamos en el camino de lograrlo. En el primer trabajo, publicado en mayo pasado, Michael A. Postow y colaboradores muestran que la combinación de nivolumab (inhibidor de PD-1) con ipilimumab (inhibidor de CTLA-4) multiplica por cinco la cifra de respuestas iniciales observadas sólo con ipilimumab, y en el 22% de los pacientes tratados la respuesta inicial es completa. En el segundo trabajo, Caroline Robert y colaboradores muestran que los pacientes que responden inicialmente a pembrolizumab (otro inhibidor de PD-1) triplican a los que lo hacen con ipilimumab.

La mayoría de estas respuestas no son completas (no desparecen todas las metástasis), y habrá que esperar varios años para confirmar si las respuestas completas o las parciales con reducción y/o estabilización de la enfermedad son muy duraderas en el tiempo. El mecanismo de acción de estos nuevos fármacos y los excelentes resultados ya observados con ipilimumab permiten suponer que en muchos de los pacientes tratados las respuestas serán positivas y duraderas.

El camino para lograr la curación de la mayoría de pacientes con melanoma metastásico será aún largo y plagado de dificultades. Estos nuevos tratamientos serán costosos (fácilmente por encima de los 100.000 euros por paciente), no están exentos de efectos secundarios potencialmente serios (aunque en general fácilmente manejables por oncólogos con experiencia en los mismos) y están muy lejos aún de curar al 100% de los pacientes. El acceso a algunos de estos tratamientos se limita aún a la entrada en ensayos clínicos. Lo ideal sería no tener que necesitarlos gracias al diagnóstico precoz del melanoma. Pero cuando se necesite recurrir a ellos, nos van a ofrecer esperanzas de curación impensables hace tan sólo 5 años. Aunque la inmunoterapia del melanoma avanza despacio, ahora lo hace con paso muy firme.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MELANOMA Y EMBARAZO: TEMA EN ESTUDIO CON NOTICIAS TRANQUILIZADORAS

LUNARES Y EMBARAZO: QUÉ VIGILAR Y CÓMO HACERLO