REGLA ABCD PARA DIAGNÓSTICO PRECOZ DE MELANOMA ADAPTADA A NIÑOS Y ADOLESCENTES

El melanoma en la infancia y adolescencia es muy poco frecuente aunque potencialmente muy grave, y su aspecto suele diferir del habitual en adultos. Esto dificulta su diagnóstico preciso y precoz, tanto a pediatras como a dermatólogos. Al igual que en adultos, el diagnóstico más o menos precoz del melanoma infantil condiciona mucho su pronóstico, su tratamiento y su evolución final.

Algunos melanomas en la infancia y adolescencia cumplen la regla ABCDE clásica para diagnóstico precoz de melanoma (asimetría, borde irregular, coloración heterogénea o muy oscura, diámetro mayor de 6 mm, evolución). Estos melanomas son más fáciles de diagnosticar precozmente. Pero con frecuencia los melanomas en la infancia no se ajustan bien a esta regla, son pequeños de diámetro aunque abultados, simétricos y de coloración homogénea, a menudo sonrosada. No sólo no parecen un melanoma, a veces ni siquiera recuerdan a un lunar. Por ello, un grupo de dermatólogos, pediatras y patólogos capitaneados por Kelly M. Cordoro, de la Universidad de California en San Francisco, propusieron en 2013 una nueva versión de la regla ABCD adaptada a niños y adolescentes, que fue publicada en el prestigioso Journal of the American Academy of Dermatology. En este caso, las siglas ABCD hacen referencia a lo siguiente:

A. Amelanótico (sin pigmento, en este caso el melanoma puede ser sonrosado).

B. Sangrado (bleeding en inglés) o abultado (bump en inglés).

C. Color uniforme (al contrario que en la regla ABCD clásica, pues en adultos el melanoma suele mostrar una coloración variada en diferentes zonas).

D. De novo (lesión de aparición reciente) o diámetro variable (cualquier diámetro, al contrario que en la regla ABCD clásica donde se consideran más sospechosos los lunares con diámetro superior a 6 mm).

Esta versión adaptada de la regla ABCD para niños y adolescentes ya fue comentada en su momento en el blog sobre Dermatología Pediátrica a cargo de la Dra. Marta Feito, directora de la Unidad de Dermatología Pediátrica en nuestra clínica.

Cualquiera de las versiones de la regla ABCD para diagnóstico precoz de melanoma es orientativa. Se trata de facilitar el reconocimiento a tiempo de lesiones sospechosas. Por supuesto, muchas de estas lesiones no se confirman finalmente como melanomas. Algunas variantes peculiares de lunares, como el nevo de Spitz que ilustra este post, redondeado, simétrico, sonrosado, abultado, de crecimiento rápido, que cumple la regla ABCD pediátrica, pueden simular un melanoma nodular amelanótico (sin pigmento) y hacer necesaria su extirpación y estudio histológico para salir de dudas. El error más grave aquí residiría en no reconocer que una lesión como ésta puede ser un lunar problemático o un melanoma, y tratarlo de forma inadecuada y sin estudio histológico, confundido por ejemplo con un angioma o una verruga

Muchas lesiones banales en niños (pequeños angiomas traumatizados, foliculitis, reacciones a picaduras, etc.) pueden mostrar en ocasiones algún dato de esta regla ABCD de forma transitoria, sin ser un melanoma. Y el melanoma en la infancia es muy infrecuente. Por ello, para evitar biopsias innecesarias, Cordoro y colaboradores sugieren vigilar durante varias semanas estas lesiones sospechosas antes de biopsiarlas, porque la evolución de muchas de ellas a corto plazo descartará un posible melanoma, lo que evitará someter al niño innecesariamente a una pequeña intervención quirúrgica. La dermatoscopia en manos expertas puede ayudarnos también mucho a valorar estas lesiones y a decidir de forma más rápida y correcta si procede su vigilancia o su extirpación inmediata con estudio histológico.

Esta y otras muchas cuestiones de interés y actualidad sobre patología dermatológica en la infancia y adolescencia serán tratadas en el próximo Simposio Internacional “Avances en Dermatología Pediátrica” que tendrá lugar el próximo 2 de octubre en la Fundación Ramón Areces de Madrid. Será un placer poder compartir la experiencia con quienes estéis interesados y podáis acudir a este evento.



Comentarios

Entradas populares de este blog

TRATAMIENTO ADYUVANTE DEL MELANOMA (II): ¿QUÉ APORTA IPILIMUMAB?

MELANOMA Y EMBARAZO: TEMA EN ESTUDIO CON NOTICIAS TRANQUILIZADORAS