AUMENTO DE MELANOMA EN MUJERES JÓVENES Y USO DE LÁMPARAS DE BRONCEADO ARTIFICIAL

El melanoma está aumentando entre varones y mujeres menores de 50 años y es algo más frecuente en mujeres jóvenes que en varones jóvenes. Su pronóstico también es algo mejor en el sexo femenino, lo que se ha puesto en relación tanto con factores hormonales como con el hecho de que las mujeres suelen ser más observadoras y se toman más interés en vigilar correctamente sus lunares, lo que facilita un diagnóstico más precoz.

Lo más llamativo de algunos estudios epidemiológicos recientes es que muestran que el melanoma está aumentando mucho más rápidamente entre mujeres jóvenes que entre varones jóvenes. Esto ya no se puede explicar simplemente por la influencia de factores hormonales u otros factores endógenos ligados al sexo y sugiere que algunas conductas de riesgo están siendo más frecuentes en mujeres jóvenes en años recientes.

Un estudio epidemiológico desarrollado en EEUU, coordinado por la prestigiosa Dra. Marianne Berwick y publicado muy recientemente en JAMA Dermatology culpa en parte de este hecho al empleo de lámparas de luz ultravioleta para el bronceado artificial. Hay una asociación clara entre su uso y la aparición de melanoma en adultos jóvenes o de edad media, y este estudio revela que las mujeres recurren a este tipo de bronceado artificial con más frecuencia que los varones, se inician en él a menor edad que los varones y acumulan más sesiones a lo largo de los años. 

No soy partidario de la prohibición del uso de lámparas de bronceado artificial para adultos, pero sí creo que debemos procurar un uso regulado, responsable y moderado de las mismas, advirtiendo claramente de sus riesgos a sus usuarios. En este sentido la normativa vigente en España y recogida en el Real Decreto 1002/2002, de 27 de septiembre, me parece modélica y es un referente en Europa. Esta normativa prohíbe eacceso a este tipo de equipos de bronceado artificial a menores de 18 años, algo que en mi opinión sí es razonable. La exposición excesiva al sol y/o a la radiación ultravioleta artificial durante la adolescencia se asocia en muchos estudios a un mayor riesgo de cáncer de piel en la edad adulta.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MELANOMA Y EMBARAZO: TEMA EN ESTUDIO CON NOTICIAS TRANQUILIZADORAS

LUNARES Y EMBARAZO: QUÉ VIGILAR Y CÓMO HACERLO