MELANOMAS PEQUEÑOS: EL VALOR CLÍNICO Y DIDÁCTICO DE LOS MAPEOS CON DERMATOSCOPIA DIGITAL


Desde hace 2 años estamos haciendo un estudio sobre melanomas de pequeño diámetro, evaluando sus características clínicas (lo que se veía a simple vista), su aspecto dermatoscópico, los antecedentes del paciente y las circunstancias que condujeron a que se sospechara y se extirpara ese melanoma. En particular estamos valorando el papel de la dermatoscopia y de los mapeos con dermatoscopia digital.

De todas las lesiones incluidas en el estudio debemos disponer de imagen clínica y dermatoscópica previa a su extirpación. Nuestra serie alcanza 135 casos hasta ahora, procedentes de varios centros (CDI, IMO, La Paz, La Princesa y Centro Madrid Salud). No es fácil alcanzar esta cifra con melanomas de diámetro igual o inferior a 6 mm. La serie internacional más amplia al respecto hasta ahora publicada reunió 79 casos. ¿Por qué es tan difícil reunir un número más amplio de casos? En primer lugar, porque la mayoría de melanomas se detectan y se extirpan cuando son más grandes. Y en segundo lugar porque muchas veces no se tomaron imágenes de estas lesiones antes de ser extirpadas, bien porque se extirparon por un motivo ajeno a la sospecha de melanoma y no se consideró interesante fotografiarlo o bien porque en la rutina de trabajo de muchos dermatólogos no está fotografiar previamente con dermatoscopia todo lo que extirpan. Cuando no se tomaron imágenes no se puede hacer un estudio retrospectivo de esas lesiones como el de nuestro actual trabajo.

Estos estudios retrospectivos poseen un alto valor didáctico y son la base para que nosotros aprendamos de nuestros aciertos y nuestros errores, y podamos transmitir nuestros conocimientos y experiencia a los dermatólogos más jóvenes. Nuestra obligación es aspirar a que los colegas que se forman con nosotros no sólo nos igualen, sino que nos superen. Obviamente eso exigirá también mucho trabajo sistemático y dedicación de su parte.

En la reciente reunión de la AmericanAcademy of Dermatology celebrada en San Diego (EEUU) entre los días 16 y 20 del pasado mes de febrero hemos mostrado parte de nuestros resultados más recientes sobre estos melanomas de pequeño diámetro (Póster 6731, “Clinical and dermoscopic features of 135 cases of small-diameter melanomas”, presentado la Dra. Tania M. Capusan, Hospital La Princesa). De los resultados quiero destacar dos hechos: en 73 pacientes (54,1%) el pequeño melanoma, inadvertido hasta entonces, se sospechó durante su mapeo o seguimiento con dermatoscopia digital; y en 55 casos (40,7%) la decisión de extirpar esa lesión se basó exclusivamente en los hallazgos dermatoscópicos, pues a simple vista no resultaba sospechoso. Sin dermatoscopia, un elevado porcentaje de casos se habrían diagnosticado más tarde y en algunos casos con claro peor pronóstico.

El secreto de diagnosticar muchos melanomas cuando aún son muy pequeños reside básicamente en trabajar de una forma muy sistemática y minuciosa con mapeos fotográficos y dermatoscópicos completos en los pacientes de mayor riesgo o más difícil vigilancia. Por supuesto, en algunos de estos melanomas pequeños el resultado final nos sorprende. Aún sabiendo que lo son, y de forma retrospectiva, nos resulta difícil captar en sus imágenes las sutilezas morfológicas o evolutivas que nos llevaron a extirparlos. Pero lo cierto es que en todos estos pacientes, cuando hubo que extirpar ese pequeño lunar, se hizo. Y acertamos haciéndolo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

LUNAR O MELANOMA: ¿QUÉ OCURRE CUANDO LO QUE BUSCAN PACIENTES Y EPIDEMIÓLOGOS NO COINCIDE?

INMUNOTERAPIA DEL MELANOMA: MIRA LAS BACTERIAS DE TU COLON, PERO NO SEAS INGENUO