MAGNITUD Y PERCEPCIÓN DEL RIESGO DE MELANOMA EN PACIENTES VIGILADOS CON DERMATOSCOPIA DIGITAL


A la mayoría de los pacientes a los que vigilamos sus lunares con dermatoscopia digital en una Unidad como la mía en Clínica Dermatológica Internacional (CDI) les aconsejamos revisiones periódicas en razón de que los consideramos “de riesgo para padecer un melanoma” a lo largo de su vida. Pero, ¿es tan elevado el riesgo como para que compense el tiempo y el coste económico que supone esa vigilancia periódica? Y, ¿justifica ese riesgo que las revisiones se aconsejen con periodicidad al menos anual? ¿Aumentaríamos mucho el riesgo de padecer melanoma y diagnosticarlo tarde si esas revisiones se hicieran cada 2, 3 o más años?

Vayamos a las cifras (las expondré en números redondos para facilitar los cálculos, aunque con mínimas desviaciones respecto a los datos reales). En España la incidencia de melanoma se sitúa en torno a 10 casos nuevos por 100.000 habitantes y año. Así visto, el riesgo de melanoma para la población general es muy bajo (curiosamente, en los países del norte de Europa, menos soleados, el riesgo se duplica. Las relaciones entre nuestro tipo de piel, los patrones de exposición solar y el riesgo de melanoma son más complejas de lo que nos gustaría).

Durante mi etapa en CDI, que ya está próxima a completar 6 años, he mapeado a unos 1.500 pacientes con dermatoscopia digital. Durante su seguimiento no todos los pacientes, por diferentes motivos, se ajustan al ritmo previsto de una revisión anual. Mi impresión personal, que coincide con datos de mi anterior etapa en el Instituto Madrileño de Oncología y con datos publicados por otros centros privados que realizan dermatoscopia digital, es que un tercio de los pacientes se ajustan bien a los plazos previstos para sus revisiones, un tercio los retrasan en torno a 2-3 años, y un tercio los retrasan mucho más, o no vuelven. ¿Incrementa esto mucho el riesgo de que finalmente tengan un melanoma y se pueda diagnosticar tarde?

Sigamos con las cifras. En estos 6 años en CDI he diagnosticado 32 melanomas entre los pacientes que acudieron a mi consulta para el mapeo y vigilancia de sus lunares con dermatoscopia digital. Pueden parecer pocos, pero no lo son. Decíamos que en España se diagnostican 10 casos nuevos por 100.000 habitantes y año. Luego sobre 1.500 pacientes vigilados con dermatoscopia digital en mi consulta en CDI, nos correspondería estadísticamente en torno a 0.15 casos anuales, o lo que es lo mismo, un caso cada 6 años. ¡Y tenemos 32! ¿Qué significa esto? Muy simple: que entre el conjunto de pacientes vigilados con dermatoscopia digital en centros como CDI, ya seleccionados por tener muchos lunares, por tener lunares atípicos, por tener una piel particularmente clara, por tener muchas pecas y/o ser pelirrojos, o por haber tenido ya algún antecedente personal o familiar de melanoma, entre otros factores de riesgo, el riesgo no se duplica o triplica, sino que ¡se multiplica por 30! Y en la práctica, en torno a 5 pacientes por cada 1.500 que vigilamos tendrán un melanoma cada año. No son muchos, pero son muchísimos más que lo observado entre la población general, de menor riesgo.

¿Justifican estas cifras nuestra recomendación habitual de efectuar al menos una revisión anual en todos los pacientes que vigilamos por riesgo elevado de melanoma? Creo que sí. Aunque el riesgo no sea muy elevado comparado con otras formas de cáncer, las consecuencias de diagnosticar tarde un melanoma pueden ser más graves. Las revisiones anuales minimizan el riesgo de padecer un melanoma (ya que podemos extirpar algunos lunares atípicos e inestables durante su proceso de transformación en melanoma, pero antes de que lo hayan concluido) y sobre todo minimizan el riesgo de que si finalmente se padece un melanoma este haya alcanzado un elevado espesor con el mal pronóstico que ello comporta. En mi opinión, el esfuerzo asumido en este empeño por médicos y pacientes claramente compensa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LUNAR O MELANOMA: ¿QUÉ OCURRE CUANDO LO QUE BUSCAN PACIENTES Y EPIDEMIÓLOGOS NO COINCIDE?

INMUNOTERAPIA DEL MELANOMA: MIRA LAS BACTERIAS DE TU COLON, PERO NO SEAS INGENUO

TENER MUCHOS LUNARES SERÍA UNA VENTAJA SI ADEMÁS DESARROLLAS UN MELANOMA