Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

DE LA COVID-19 AL MELANOMA: RETORNO A MI ORIGEN

  Durante el confinamiento estricto de marzo-abril pasados escribí algunos posts en este blog destinados a divulgar información que podía ser de utilidad sobre todo para el tipo de pacientes que yo atiendo. Traté por ello algunos aspectos sobre la vigilancia de los lunares   cuando la consulta con el dermatólogo debiera retrasarse por causas obvias, y también algunas cuestiones acerca de la influencia del confinamiento en nuestros niveles de vitamina D.   La realidad es que ahora vamos a empezar a ver algunos de los efectos perniciosos de la covid-19 en los pacientes de mayor riesgo de melanoma que hayan retrasado mucho sus controles periódicos por miedo a acudir a un centro sanitario y contagiarse, o bien que hayan retrasado mucho esos controles en base a la necesidad de reorganizar la actividad y gestionar las listas de espera en los servicios de dermatología. Afortunadamente la flexibilidad en la organización de la actividad asistencial y la propia dinámica del flujo de pacientes

Entradas más recientes

VACUNA FRENTE A LA COVID-19: EL EXPERIMENTO GLOBAL Y NECESARIO

COVID-19: LAS LECCIONES DE LA CLÍNICA DERMATOLÓGICA INTERNACIONAL

COVID-19: LAS INTERESANTES LECCIONES DE MADRID