PREVENCIÓN DEL MELANOMA EN TIEMPOS DE CONFINAMIENTO: TRANQUILIDAD





Nos está tocando vivir una situación excepcional, histórica y dramática. Las medidas adoptadas (probablemente con retraso) para reducir y enlentecer el contagio por el coronavirus SARS Cov-2 han llevado a un imprescindible confinamiento domiciliario para la mayoría de la población que probablemente se prolongará en torno a 2 meses, con restricciones severas de la movilidad. Así mismo el rápido desarrollo de la pandemia y algunas faltas de previsión de las autoridades sanitarias (aunque algo así era muy difícil de prever) han motivado la necesidad de concentrar recursos sanitarios y medios de protección en determinados ámbitos de atención a pacientes afectados por el coronavirus, provocando desabastecimientos en otros ámbitos. Por todo ello, actividades como las que se desarrollaban en la Clínica Dermatológica Internacional (CDI) han tenido que ser temporalmente suspendidas.

Mi labor básica, como saben, se centra en la prevención y el diagnóstico precoz del melanoma. Aunque la teledermatología se va abriendo paso en este campo y crecerá en el futuro, los mapeos corporales exhaustivos con dermatoscopia digital en pacientes con muchos lunares siguen exigiendo una consulta presencial. Así que inevitablemente muchos de mis pacientes verán retrasada su revisión prevista en algunos meses, y algunos que quieran acceder por primera vez a la prueba tardarán en hacerlo. ¿Debe ser esto para todos ellos un motivo de grave preocupación en este momento?

Ante todo quiero enviar un mensaje de tranquilidad (aunque soy consciente de que no es el mejor momento para que los mensajes médicos de tranquilidad resulten creíbles). La mayoría de los melanomas se inician muy despacio y crecen inicialmente  despacio. Las consecuencias de perder esa ventana de oportunidad disponible para el diagnóstico precoz del melanoma pueden ser graves, pero esa ventana es sorprendentemente amplia en la mayoría de los casos. Retrasar nuestras revisiones en 1 o 2 años en relación con la fecha prevista puede acarrear riesgos ciertos, porque puede dar tiempo a que un lunar atípico se convierta en melanoma incipiente y a que éste dé el salto a melanoma invasor. Pero retrasar una revisión o una primera consulta por un periodo de 3 a 6 meses difícilmente puede llevar a que un lunar se transforme en melanoma y éste adquiera la profundidad necesaria como para empezar a ser verdaderamente peligroso para el paciente. Con la excepción del melanoma nodular, de crecimiento a menudo más rápido. Afortunadamente para todos, es la forma menos frecuente de melanoma.

¿Una demora diagnóstica de varios meses puede facilitar que algún lunar atípico y claramente inestable se convierta en melanoma? La respuesta es sí. ¿Y es fácil que en tan solo unos meses ese melanoma sea una amenaza real para la vida del paciente? La respuesta es no. Con certeza será mucho mayor la preocupación y ansiedad que esta situación pueda provocar en bastantes de mis pacientes que el riesgo de que si surge un problema lo diagnostiquemos tarde. Insisto: si hablamos de meses de retraso diagnóstico, no de años. ¡Tranquilidad!

A pesar de todo, habrá pacientes con dudas. Habrá pacientes que simplemente necesiten oír de viva voz las palabras tranquilizadoras de su médico, o leerlas en un mail. Y habrá ocasiones en que el envío de una foto por los medios que la tecnología pone hoy a nuestra disposición nos permitirá tener una impresión diagnóstica bastante aproximada y tranquilizar al paciente con mayor motivo, o tomar alguna otra medida cuando así deba de hacerse. Por mail o por teléfono yo ya he interaccionado así con algunos de mis pacientes que lo han necesitado en estos últimos días, y a los que confío en haber ayudado en estos momentos tan especiales. La Clínica Dermatológica Internacional ha habilitado vías para poder seguir haciéndolo en estas semanas con nuestros pacientes, mientras dure esta excepcional y difícil situación.

En sucesivos posts insistiré en algunas cuestiones sencillas a vigilar en nuestros lunares y en algunas otras lesiones tumorales de la piel, la mayoría absolutamente benignas o de bajo riesgo de malignidad, cuando uno sabe que el dermatólogo probablemente no le podrá ver en su consulta hasta dentro de varios meses. Advertiré de las escasas circunstancias en que podríamos considerar que esa consulta debe realizarse de forma presencial urgentemente, y también la Clínica Dermatológica Internacional tiene habilitada una vía para ello, si el médico considera imprescindible hacerlo, tras evaluar el caso de forma no presencial.

En este momento, dos objetivos mantienen unidos al equipo médico de la Clínica Dermatológica Internacional con todos sus pacientes:  contribuir a parar la cadena de contagio del coronavirus de la única manera que a día de hoy es posible hacerlo, y mantener el cuidado y la salud de nuestra piel, con disponibilidad para solventar dudas y solucionar problemas en la medida en que esta excepcional situación nos lo permita.

A todos nuestros pacientes (que dan sentido a nuestra profesión y al magnífico proyecto asistencial que es la Clínica Dermatológica Internacional), un fuerte abrazo. Seguimos aquí para ayudarles, aunque “aquí” en este momento sea una aplicación de teledermatología, el mail, el teléfono o nuestro blog.



www.clinicadermatologicainternacional.com

Comentarios

  1. Buenos días, Doctor Pizarro.

    En primer lugar querría darle las gracias y felicitarle por este blog. En más de una ocasión me ha aclarado dudas importantes.

    En segundo lugar, le pido disculpas por enviar mi comentario por segunda vez. Lo escribí hace cuatro días y, al no aparecer todavía publicado, lo envío de nuevo por si acaso se trata de un problema técnico. Si no es así y se trata simplemente de que el comentario estaba pendiente de validación, disculpe y no dude en borrar el duplicado.

    Tengo una duda que espero que pueda resolverme. En mi caso, me diagnosticaron un melanoma muy superficial (0,15 mm, sin ulceración ni mitosis) en enero de 2019, a los 34 años de edad. Desde entonces he estado siguiendo exámenes dermatoscópicos periódicos. He consultado a varios dermatólogos porque, por desgracia, sufro también de un trastorno de ansiedad generalizada e hipocondría, y tengo una tendencia compulsiva a buscar nuevos síntomas y segundas opiniones médicas.

    En octubre del año pasado tuve mi primera sesión de dermatoscopia digital. Mi próxima cita sería dentro de un mes (en principio no ha sido anulada).

    Mi problema es que recientemente he revisado las notas de mis consultas previas y he visto que, en febrero de 2019, mostré al dermatólogo que me seguía en aquel momento un lunar que me inquietaba en mi espalda. Es marrón, de coloración similar a mis otros lunares pero algo difusa y amorfa, con dos puntos más oscuros dentro que a su vez tienen otras dos zonas más pequeñas también algo oscuras justo al lado. Ambas parejas de puntos están perfectamente alineadas formando una especie de rombo.

    (Éste fue uno de los seis lunares que la Doctora seleccionó durante la sesión de dermatoscopia digital de octubre para tomar una fotografía detallada, aunque me dijo que no le inquietaba ninguno de ellos, que simplemente había que seguirlos más de cerca por ser algo "distintos").

    En las notas de aquella consulta de febrero vi que el dermatólogo anotó que medía 3 mm en su eje más largo, aunque también me dijo que no le parecía inquietante. Hoy lo he vuelto a medir y está más cerca de 4 mm. Mide unos 2 mm de ancho. A simple vista no me parece que haya crecido de manera perceptible, pero es difícil decirlo. En todo caso tuve una consulta hace un mes por una duda puntual y el dermatólogo aprovechó para hacer un examen completo sin encontrar nada que le pareciese inquietante.

    En otras entradas de su blog he leído que algunos lunares benignos también crecen o muestran cierta inestabilidad. También que el pronóstico de un melanoma de menos de 6 mm suele ser muy bueno. Mis dudas son las siguientes: ¿Este crecimiento de 1 mm en un año es preocupante? ¿Debería pedir una cita más urgente? Cuando en las reglas ABCDE se habla de evolución, ¿qué grado de evolución es aceptable y cuál es inquietante y debe implicar una consulta no programada? ¿cuáles son las probabilidades de que un lunar que varios dermatólogos han examinado recientemente y han juzgado benigno resulte ser un melanoma?

    De antemano, muchas gracias por su tiempo y su respuesta. Y de nuevo enhorabuena por este blog.

    C.L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, le agradezco su interés en mi blog. Tal y como usted comenta, el pequeño lunar que le preocupa probablente sea clinicamante algo atipico. Pero la mayoría de estos lunares, o son benignos o se transforman muy despacio a melanoma y en sus fases iniciales los cambios son muy lentos, su crecimiento es muy superficial y su pronostico es muy bueno. Por ello, el margen para su diagnostico precoz, en una persona ahora vigilada con dermatoscopia digital como usted, es amplio. No veo urgente q adelante su cita ni preocupante que se postponga algunos meses por el tema del coronavirus. No hay una regla fija sobre cuánto cambio es sospechoso en un lunar. Pero en mi opinión los cambios rápidos en el corto plazo, o muy prolongados en el largo plazo, y sobre todo los cambios con ganancia de atipia pueden ser motivo para indicar la extirpación del lunar. Muchos de estos lunares los extirpamos cuando todavía no son melanoma, y cuando lo son su espesor suele ser muy fino y su pronóstico excelente.
      Si usted está bien vigilada, como parece, vea este asunto con tranquilidad y siga las revisiones previstas con dermatoscopia digital de sus lunares, sin angustiarse si alguna revisión se retrasa algunos meses por causas de fuerza mayor.


      Ángel Pizarro

      Eliminar

Publicar un comentario

Estimados usuarios,
Este blog ofrece a los pacientes un sitio fiable dónde puedan encontrar información sobre los temas que les interesan o preocupan.
Los médicos de nuestra clínica no siempre pueden responder los mensajes de forma inmediata.
Los comentarios que contengan cualquier mención a una página web, un nombre comercial o marca no serán publicados.
A través del blog no es posible dar tarifas de precios, dar citas ni hacer diagnósticos. Para que nuestros médicos puedan realizar un diagnóstico necesitan ver al paciente y su caso concreto en persona. Para estas cuestiones les recomendamos que llamen a nuestro servicio de atención al cliente al 91 444 97 97.
Muchas gracias!

Entradas populares