COVID-19: MI RESUMEN EN 10 FRASES COMENTADAS

 


En EEUU viven en torno a 330 millones de personas actualmente. De acuerdo a las estadísticas publicadas anualmente por investigadores de la American Cancer Society en la prestigiosa revista CA A Cancer Journal for Clinicians, a lo largo de 2020 habrán padecido melanoma invasor unos 100.000 norteamericanos y habrán fallecido por ello casi 7.000 norteamericanos (un porcentaje que ya está por debajo del 10% gracias por una parte al diagnóstico precoz pero también más recientemente a los nuevos tratamientos dirigidos frente a dianas moleculares específicas y sobre todo gracias a las nuevas formas de inmunoterapia). En este momento más de 150.000 norteamericanos son diagnosticados “a diario” de infección por el virus SARS-Cov-2, y fallecen “a diario” por la covid-19 en torno a 3.000 personas. En un solo día tienen más casos de covid-19 que de melanoma en todo un año y en tan sólo dos días fallecen casi tantos norteamericanos por la covid-19 como por melanoma en todo un año.

 

En España vivimos en torno a 47 millones de personas a día de hoy. Una séptima parte de los habitantes de EEUU. Aunque nuestras estadísticas no están tan bien sistematizadas y no son tan fiables como las de EEUU es una estimación razonable considerar que en España se diagnostican en torno a 6.000 casos de melanoma al año. Si tuviéramos la misma prevalencia de melanoma que en EEUU nos corresponderían unos 14.000 casos anuales. Afortunadamente y de forma clara, estamos muy por debajo. Y probablemente en España fallezcan en torno a 600 personas cada año por melanoma, quizás algunas menos por el impacto actual de los nuevos tratamientos frente al melanoma metastásico. En este momento, en España, se diagnostican “a diario” en torno a 40.000 casos de infección por el virus SARS-Cov-2, y fallecen “a diario” en torno a 400 personas por la covid-19. En un solo día tenemos en torno a 6 veces más casos de covid-19 que de melanoma en todo un año, y los muertos en un solo día por la covid-19 ya casi alcanzan a los muertos por melanoma en todo un año. No hay que saber muchas matemáticas para darse cuenta de que nuestros datos anuales respecto al melanoma son claramente mejores que los de EEUU, mientras que los datos diarios de la covid-19 son actualmente peores que los de EEUU. Y esto no es una cuestión política. Es una cuestión estrictamente técnica. Son los datos.

 

Mi primer post en este blog, publicado el 19 de diciembre de 2012, poco después de incorporarme a la Clínica Dermatológica Internacional se titulaba “Nadie debería morir de melanoma” en atención al título de un editorial publicado en 1985 por el magnífico dermatopatólogo norteamericano A. Bernard Ackerman en el Journal of the American Academy of Dermatology. Compartiendo con Ackerman la convicción de que al ser el melanoma un tumor visible en la mayoría de los casos, la divulgación y la educación al respecto dirigida a la población general y a los médicos no dermatólogos podría contribuir decisivamente a reducir la mortalidad por melanoma. Y ese ha sido siempre unos de los objetivos de este blog. Algo tan natural para un médico como intentar salvar vidas. Por eso, en este momento tan dramático, cuando tan sólo en uno o dos días llegan a morir más personas por la covid-19 en nuestro medio que por melanoma en todo un año…me resulta difícil ponerme a escribir en el blog sobre melanoma. Una frase que anime a unos cuantos a ser más cuidadosos o más responsables frente al contagio por el virus SARS-Cov-2 puede salvar, sin duda, muchas más vidas. O una frase que insista en que nos situemos en algún momento de esta lucha por delante del virus, y no sistemáticamente por detrás, en línea con lo que muchos otros expertos reclaman a los gestores de esta crisis.

 

En contra de lo que suele ser habitual en mis posts sobre la covid-19, este va a ser algo más breve. En realidad me voy a limitar a seleccionar 10 frases concretas de mis post previos y las voy a comentar de forma lacónica, porque en realidad la mayoría de estas frases se comentan solas. Debemos tener en cuenta que España se encuentra en las primeras posiciones a nivel mundial en cuanto a mortalidad por covid-19 (114 muertos por cada 100.000 habitantes). Esto considerando una cifra de muertos confirmados por covid en torno a 55.000. Una cifra mucho más realista que considerara 70.000 muertos nos situaría en torno a 150 muertos por 100.000 habitantes. El liderazgo mundial estaría a nuestro alcance. A ver, los del marketing: ¿qué eslogan nos inventamos ahora?

 

Así resumo y comento cómo veo yo ahora la crisis de la covid-19 en España partiendo de 10 frases que escribí en mis posts a lo largo de los últimos 10 meses:

 

1. “El coronavirus SARS-CoV-2 no es ni listo ni tonto. Es un virus más. Pero ha puesto sus reglas y sus muertos encima del tablero. El siguiente movimiento nos toca a cada uno de nosotros. Tenemos la victoria al alcance de la mano. Y todos nos estamos jugando muchísimo en ello, sanitariamente, económicamente y socialmente. Pero cuando cada uno falla en sus decisiones y en sus actos, todos estamos un poco más cerca de perder la partida” (29 de abril de2020). 

 

Comentario: Falla aún un número suficientemente alto de gente (entre la población general y entre los gestores de la crisis) como para que estemos, de hecho, perdiendo la partida.

 

2. “A ti no te protege tu mascarilla, te protegen las de los demás. Y con la tuya, tú les proteges a ellos. ¿Queda claro?” (29 de abril de 2020). 

 

Comentario: Aún mucha gente no lo tiene claro (o prefiere no tenerlo claro). Que algunos expertos y gestores tardaran tanto en tenerlo claro es uno de los episodios más patéticos de esta crisis.  En situaciones de alto riesgo de contagio (y la emergencia de las nuevas variantes/cepas de coronavirus más contagiosas pueden extender el catálogo de situaciones de alto riesgo) las mascarillas ffp2 y ffp3 sin válvula de exhalación son la mejor opción, pues protegen tanto a quien la lleva como a quienes le rodean.

 

3. “La tríada mascarilla-limpieza-distancia social es aplicable por TODO el mundo desde YA MISMO. Y en este momento, como sociedad, no podemos fallar. Es una suma de responsabilidades individuales en la que todos debemos participar. Sin obviar quién tiene la responsabilidad de hacer que algunas medidas sean durante un cierto tiempo de obligado cumplimiento, y de saber explicar didácticamente por qué” (4 de mayo de 2020). 

 

Comentario: Como sociedad hemos fallado de forma estrepitosa. Es más, diciembre de 2020 pasará a la historia como paradigma de la estupidez humana en nuestro ámbito. Y si los expertos que gestionan esta crisis dicen ahora que sabían lo que iba a pasar y no tomaron medidas drásticas para evitarlo, ¿eso cómo debe de pasar a la historia?

 

4. “Reducir la carga viral en nuestro entorno (incluso suprimirla en amplias zonas) y llevar el número de contagios a prácticamente cero es una tarea urgente y factible que nos concierne a TODOS. De hecho la clave de un éxito rápido está en la palabra TODOS. Y entonces habrá medidas que se podrán relajar en algunos de estos sectores particularmente problemáticos sin apenas riesgos. Y estaremos mucho más cerca de superar mucho más rápido esta crisis sanitaria, económica y social” (4 de mayo de2020). 

 

Comentario: Soñar no cuesta nada. Y mientras la gestión de esta crisis se base más en eslóganes brillantes que en medidas efectivas, pertinentes y ajustadas en sus tiempos para ir por delante del virus, no sistemáticamente por detrás, seguiremos soñando por mucho tiempo.

 

5. “Podremos retomar rápido esas actividades si además TODOS entendemos que debemos ser ahora muy estrictos en la aplicación de algunas normas muy básicas para evitar contagios (mascarilla-limpieza-distancia social). La línea que separa ahora nuestro bienestar de la catástrofe sanitaria y/o económica es muy fina. No es una situación adecuada ni para ineptos ni para irresponsables” (18 de mayo). 

 

Comentario: Si estamos como estamos es porque han abundado y abundan los ineptos, los descuidados y los irresponsables. En la primera ola no sabíamos a lo que nos enfrentábamos ni teníamos medios adecuados para hacerlo. En la segunda, y especialmente en la tercera, sí.

 

6. “SARS-CoV-2 se ha demostrado como un virus muy imprevisible. Excepto en dos cosas: en primer lugar, no perdona ni a los ineptos ni a los irresponsables (aunque no sean ellos los que luego acaben sufriendo las peores consecuencias); y en segundo lugar, no admite victorias parciales ni respeta a grupúsculos de vencedores: o lo ganamos entre TODOS, o todos saldremos perdiendo” (18 de mayo). 

 

Comentario: De momento está claro, todos salimos perdiendo.

 

7. “No seamos ingenuos. La ficción con final siempre feliz vamos a dejarla para las películas de Walt Disney. Aquí hay muchísimo por investigar aún antes de tener resuelto cuáles serán las mejores opciones de vacuna, producirlas masivamente y distribuirlas a casi toda la población, con certeza de eficacia y un perfil de toxicidad asumible” (1 de junio de 2020). 

 

Comentario: De junio de 2020 a enero de 2021 hemos avanzado mucho en este campo. Pero nuestra capacidad para confundir nuestros deseos con la realidad sigue intacta. Y la capacidad de algunos para lanzar promesas que saben incumplibles sigue igualmente intacta. El que no está intacto es el propio coronavirus SARS-Cov-2. “Convivir con el virus” con tasas de incidencia acumulada relativamente altas, como pretenden algunos, es la mejor garantía de que se acaben generando múltiples variantes y cepas que sortearán la eficacia de las actuales vacunas. ¡Es el SARS-Cov-2, estúpido!

 

8. “Si la primera ola de covid-19 ha dejado algo claro es que para enfrentarse al virus SARS-Cov-2 hay que ser tan inteligentes como proactivos” (10 de julio de 2020). 

 

Comentario: Si estamos ya en la tercera ola, y si estamos como estamos (como en la primera), ni inteligencia ni proactividad. Como dicen que decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Ni con las mismas personas, añadiría yo.

 

9.Concluiré con una frase sacada de la autobiografía de James D. Watson, Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1962, y que yo empleo con frecuencia cuando hablo sobre los criterios para extirpar lunares atípicos e inestables con objeto de prevenir al melanoma (que es en lo que yo sí soy experto y a lo que me dedico): ”Toma decisiones necesarias antes de que te veas obligado a hacerlo”. Pues eso” (16 de julio de 2020). 

 

Comentario: Cuando un confinamiento estricto deja de ser una opción (siempre una mala opción) para pasar a ser una necesidad, e incluso así se actúa tarde, muchos deberían sentirse avergonzados por su irresponsabilidad, otros muchos por su inacción, y a lo mejor algunos deberían dimitir. En la crisis de la covid-19 ha habido muchos muertos inevitables. Casi tantos como los evitables.

 

10.A raíz de su paso por la Comisión Rogers y en sus memorias al respecto, Richard Feynman nos dejó una frase digna de ser releída con atención en estos momentos: “Para que la tecnología sea exitosa la realidad debe tener prioridad sobre las relaciones públicas, pues nadie engaña a la naturaleza” (28 de diciembre de 2019).

 

Comentario: esta crisis ha dejado innumerables ejemplos de intentos de autoengaño o de engañar a los demás (voluntaria o involuntariamente, que en eso no entro), así como de eslóganes engañosos. Es evidente que es más fácil engañar a los presuntos votantes que al propio coronavirus SARS-Cov-2. Por ejemplo: nunca hemos vencido al virus entre nosotros. Y nunca hemos doblegado por completo a la segunda ola. Nunca fue posible con las medidas tomadas en noviembre entrar en las Navidades con una incidencia acumulada en dos semanas inferior a 25 casos por 100.000 habitantes y de hecho entramos en las Navidades con una incidencia acumulada casi 10 veces superior. El drama actual estaba por tanto cantado (se nos están muriendo ya de nuevo más de 400 personas diarias, muchas contagiadas probablemente durante las 3 últimas semanas de diciembre, y vamos en aumento). Como colofón, nos “prometen” alcanzar la inmunidad de rebaño para el próximo verano cuando al ritmo actual de vacunación en España eso se lograría (con suerte) para 2023 y cuando surgen y se extienden variantes/cepas del coronavirus que cuestionan la propia efectividad a medio plazo de las vacunas actuales. ¿Qué tipo de “arma definitiva” para el coronavirus es ésta? En fin…

 

Les deseo mucha suerte y mucha responsabilidad. Porque lo peor, simplemente, está por llegar.


www.clinicadematologicainternacional.com

 


Comentarios

Entradas populares